lunes, 2 de noviembre de 2009

DESASTRE DE CHOL- CHOL


Las autoridades, encabezadas por el Intendente de la Provincia de Cautín don David Perry, el Gobernador del Departamento de Imperial don Ignacio Anguita, el Alcalde de la comuna de Nueva Imperial don Carlos Thiers, junto al juez Ernesto Sanguino, el párroco Francisco Curto, el Jefe de Estación José Mercedes Salazar. Todos situados en un estrado en la entrada del viaducto. Al lado en otro estrado se ubicaba la Banda Instrumental de la Sociedad de Socorros Mutuos de Nueva Imperial, dirigida por el maestro Nicolás Naranjo, la que amenizaba el acto con aires marciales.

Lo que nadie esperaba es que este seria un dia que no se podria olvidar en la historia del tren sobre nueva imperial.

El tren que inauguraría la línea ferroviaria sobre el río Chol- Chol, estaba compuesto por una locomotora, dos carros lastres, cargados de sacos de arena, y un carro de personal de vías y obras. Su maquinista eran don Luis Fernando Muñoz, su conductor don Clianor Barril y su fogonero don Guillermo Campos.

Pero El Maquinista se advierte nervioso esto según cuentan algunos relatos por la responsabilidad que tenía sobre manos. Se dice que el maquinista Camina hasta el puente, seguido del conductor y del ingeniero. Las autoridades los ven pasar y gesticular frente al ingeniero:

“El puente no resistirá la vibración expansiva del paso del convoy”, a la vez que este con gestos responde “El puente resiste mucho más peso”, El maquinista insiste, “no hay duda de que resiste mucho más peso pero no las vibraciones producidas por el paso del convoy... se caerá”.

El alcalde se acerca para consultar si ocurre algo malo. Nadie le da una respuesta a su consulta.

Vuelven atrás, y el ingeniero sube al final del tren, junto a un grupo de sus ayudantes, el maquinista pide que su ayudante se sitúe junto a la palanca que desengancha los carros de la locomotora, y que al primer problema suelte los carros y se afirme a la locomotora.

El tren se acerca al puente en reversa. Lentamente comienza a entrar. El ingeniero de pie al inicio del convoy, saluda orgulloso a las autoridades.

El convoy entra en el puente, mientras la Banda Municipal interpreta la “Marcha Triunfal” de Beethoven . El primer carro ha sobrepasado la primera pilastra. Se siente un fuerte ruido... el puente cruje, se queja... el ruido se va transformando en estruendo.

La locomotora se detiene. Un cambio en su dirección, suelta los carros y salta adelante, justo cuando todo el armatoste se viene abajo.

El cambio de dirección de la marcha y el pitazo de auxilio, sobrecoge a la banda que cesa en su interpretación.

Y caen todos los carros al río incluidos el ingeniero junto a sus ayudantes y unos cuantos obreros así fue como el tren, desaparece en un cerrar de ojos ante la vista de todos.


VOLVERO PAGINA PRINCIPAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada